Mundos de mentira

mayo 4, 2011

Lo primero que me encargaron como ayudante de edición gráfica de una conocida revista fue que encontrara una fotografía de… un culo. No uno cualquiera, claro. El Culo. Creo que debía ilustrar un reportaje sobre la celulitis o algo por el estilo, así que ahí estaba yo, sin tener idea de la que se me avecinaba, buscando el culo en cuestión por archivos, bases de datos, stocks y agencias. Lo encontré, por supuesto, bronceado, redondito y sin pizca de celulitis. No es lo más raro que tuve que buscar. Desde aquella y otras, creo que puedo poner una imagen a casi cualquier tema, pensamiento o situación. Y si no sé qué imagen poner en ese momento, sé dónde buscar y encontrar la adecuada. Podéis ponerme a prueba. Sólo tenéis que sugerir un tema y apuesto lo que sea a que os enseño tres o cuatro, si no más, buenas fotos…

Simplificando mucho, mucho, mucho, en eso consiste el trabajo de un editor gráfico.

De aquella época se me ha quedado la manía de agrupar fotografías por temas, que voy coleccionando en carpetas. Las alicias son una de mis obsesiones, pero tengo otras muchas. Las iré sacando poco a poco.

Estos días, repasando blogs, he encontrado y he recordado el trabajo de fotógrafos cuyos modelos son muñecos, miniaturas o similar. En el siempre inspirador Vintage & Chic nos muestran el trabajo de Brian Daly que recrea y capta mundos coloridos con un increible sentido del humor. ¿Información sobre él? Poca o ninguna. No sé si también se dedica a la fotografía de moda… Lo que sí sé es que su trabajo tiene muchos puntos de conexión con el del fotógrafo español Ciuco Gutiérrez que, en mis clases, siempre era el paradigma de uso del color, de iconografía kistch, de surrealismo y de fotografía divertida.

Brian Daly (c) de su Portfolio 1

Ciuco Gutiérrez (c) El explorador. 2000

En 500 photographers (¿qué harán cuando lleguen a los quinientos?) me he quedado alucinada con el trabajo de Mariel Clayton. Es una mezcla de fascinación y repulsión lo que siento al mirar sus escenas, recreadas hasta el más minúsculo detalle con una imaginación tan obsesiva como perversa. Creo que lo más chocante es la sonrisa perfecta de Barbie en medio de un panorama de sexo y violencia que, de no estar representado con muñecos y miniaturas no soportaríamos. ¿Feminismo?¿Humor negro? ¿Subversiva? Lo que quieran pero, aún así, a mí me cuesta soportarlo.

Mariel Clayton (c) De su serie Dolls. I´ve been told I need to get out more.

Su serie histórica, me reconcilia con su trabajo y me hace recordar a estas otras recreaciones fotográficas hechas con piezas de lego. Balakov en Flickr, cuyo verdadero nombre es Mike Stimpson dice que ama perder el tiempo con la iluminación. Es un trabajo sin pretensiones pero lo cierto es que algunas de sus imitaciones de las grandes imágenes fotográficas de nuestro tiempo son geniales.

Mike Stimpson (c) De su serie Clásicos. Almuerzo en un rascacielos, recreando la conocida imagen de Charles Ebbet.

 

Mike Stimpson (c) De su serie Clásicos. Muerte de un miliciano recreando ¿hay que decirlo?

Vale, yo era más de clics de Famobil en mi infancia pero ¿qué más da?

Anuncios

One Response to “Mundos de mentira”


  1. […] Pero ha habido más cositas interesantes esta semana: Lu ha vuelto a las teclas a golpe de escalofríos, Pablo nos propone un enlace que no se lo saltaría una Middleton y yendo a lo microchiquitito, Ana Martín nos propone mundos de mentira. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: