Mark Laita

marzo 23, 2011

¿A quien no le gusta recibir flores? Aunque personalmente prefiero las plantas, un ramo de flores me llega al corazón… aunque tanto unas como otro se acaben marchitando. ¡Qué voy a hacer! No tengo el don que tiene mi madre y se me acaban muriendo hasta los cactus. Pero no nos desviemos. Imagina que alguien te regalara cada poco tiempo éstas, que siempre se mantienen frescas.

Mark Laita (c) De su serie Flowers.

Pues eso es exactamente lo que hizo Mark Laita cuando diagnosticaron un cáncer de mama a su madre. Fotografió cada una de las flores y se las fue regalando mientras duró el tratamiento con quimioterapia. Sí, soy una sentimental pero me encanta el gesto.

Su trabajo tiene la limpieza, el detalle y la iluminación propia de la fotografía comercial, de donde procede. Su colorido y texturas resultan asombrosos. Y lo más asombroso de todo es que todo esto lo tenemos delante de nuestros ojos, sin darle demasiada importancia. Todos los días veo en mis macetas un buen montón de flores de ciclamen (es lo único que por alguna misteriosa razón resiste a mis cuidados) y pocas veces me había fijado en la explosión de color, en la elegancia de las líneas o en la sencillez de sus formas.

Aunque una parte de su trabajo es documental, cercana a la de otros autores que captan la diversidad del ser humano en su entorno, la mayoría de sus series se centran en la increible variedad de la naturaleza y en su explosiva belleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: